Todas nuestras excursiones hacia el norte de la isla comienzan subiendo por una pista forestal hasta el Roque de
los Muchachos, el pico más alto con 2.426 metros sobre el nivel del mar, mientras atravesamos los distintos pisos de
vegetación. Una vez en la cima, podremos disfrutar de uno de los cielos más limpios del mundo, el emplazamiento
perfecto para la instalación del observatorio astronómico más importante del hemisferio norte junto con el situado
en Hawai.
Para quienes prefieran una opción más corta, descenderemos de nuevo hasta el pueblo de La Galga
para disfrutar de un almuerzo típico en un conocido restaurante de la zona y retomar fuerzas para continuar
hacia el Cubo de La Galga, un impresionante bosque de laurisilva donde el verde será el color dominante.
Para terminar nuestra excursión y de forma opcional podremos visitar el pueblo costero de San Andrés, cuyo
esplendor en el pasado es debido al cultivo de la caña de azúcar, o la casa Luján, uno de
los mejores ejemplos de arquitectura canaria.